Exceso De Peso Y Cáncer


En un artículo publicado en la revista The Lancet del 16 de Febrero de 2008, miembros del Departamento de Cirugía y de la Escuela de Estudios sobre el Cáncer en la Universidad de Manchester (Reino Unido), se proponen analizar, mediante el servicio a domicilio de Farmacias del Ahorro, la importancia de la asociación entre el exceso de peso- medido mediante el Índice de la Masa Corporal (IMC) y cánceres de diferentes localizaciones, así como las diferencias de esta asociación según sexo y etnia.

Relación del IMC con el Cáncer


Mediante el Índice de la Masa Corporal (IMC) se ha definido el sobrepeso (IMC de 25 a 29,9 kilogramos/m2) y la obesidad (IMC de 30 kilogramos /m2 o más). El meta-análisis se ha realizado sobre 141 artículos (extraídos en búsqueda electrónica de las bases de datos MEDLINE y EMBASSE) que incluían 282.137 casos incidentales de cánceres.

  • En los hombres, un incremento de 5 kg/m2 en el IMC se asociaba fuertemente con el adenocarcinoma de esófago y con los cánceres de tiroides, colon y cáncer de riñón. En los hombres se demostraron asociaciones positivas entre exceso de peso y cáncer rectal y melanoma.
  • En las mujeres, un incremento de 5 kg/m2 en el IMC se asociaba fuertemente con los cánceres de endometrio, vesícula biliar, esófago y riñón. En las mujeres se demostraron asociaciones positivas entre exceso de peso y cáncer de mama post-menopáusico, de páncreas, tiroides y colon.
  • En ambos sexos se demostraron asociaciones positivas del exceso de peso con la leucemia y el linfoma no-Hodgkin.
  • La asociación entre exceso de peso y cáncer de colonfue más fuerte en los hombres que en las mujeres.
  • Estas asociaciones de salud entre exceso de peso y cánceres de diversas localizaciones fueron similares en estudios realizados en Norteamérica, Europa, Australia y el Pacifico asiático.
  • Las asociaciones más fuertes entre exceso de peso y cáncer se encontraron en las poblaciones del Pacífico asiático, concretamente entre el incremento del IMC y el cáncer de mama, tanto en la pre-menopausia como en la postmenopausia.

Las conclusiones son las siguientes: el aumento del IMC se asocia con un incremento de del riesgo de padecer los cánceres más frecuentes y los menos frecuentes. Para algunos tipos de cáncer estas asociaciones difieren según el sexo y las poblaciones de diferentes orígenes étnicos.