¿Cómo entrenar el tren inferior de manera equilibrada?


Existen personas que se dedican exclusivamente a entrenar el tren inferior, por lo que descuidan su parte inferior, dando como resultado que la zona superior se desarrolle mientras que la inferior no. Y esto es un error, porque cuando entrenamos la zona inferior, esto afecta nuestra vida de manera positiva, en muchos aspectos que no solemos tomar en cuenta.

¿Qué implica ejercitar solo el tren superior y olvidarse del inferior?


Entre las razones de entrenar la zona inferior, se encuentra el evitar lesiones. Pero esto no es todo, ni tampoco algo estético, se trata de entrenar una zona vital, ya que nos ayudará en muchos aspectos de nuestra vida. Y que, si solo nos concentramos en desarrollar la zona superior, al final nuestro cuerpo tendrá una apariencia de cono invertido.

Es por todo esto y más que es fundamental realizar ejercicios para fortalecer o desarrollar esa zona. Por todo esto, hemos recopilado una serie de ejercicios que puedes realizar para garantizarte un desarrollo uniforme y equilibrado.

Ejercicios para entrenar apropiadamente el tren inferior


En estos ejercicios, cobrará especial importancia los gemelos, glúteos, cuádriceps. Todos estos ejercicios del tren inferior, sumados al correcto entrenamiento de la zona superior, te brindará un cuero estético y muy fuerte.

Sentadilla con barra

Este ejercicio se concentra en los glúteos, cuádriceps y los isquiotiabiales. De este ejercicio, existen dos diferentes formas de hacerlo, todo dependerá de si ubicas la barra por detrás por delante de tu cabeza, aunque si incorporas las dos formas, tendrás un mejor resultado. Es recomendable realizar de 3 a 5 series con repeticiones de entre 6 a 8 veces.

Peso muerto rumano

Esta es una manera distinta de realizar el común peso muerto, su principal diferencia es la forma en que se posicionan las piernas, ya que las rodillas se doblan un poco, para lograr realizar el ejercicio estirando las piernas lo más que puedas. Aquí se ejercitan los glúteos y músculos isquiotiabiales. Es recomiendan de 2 a 4 series con repeticiones de entre 8 a 10 veces. Este ejercicio también brinda la oportunidad de añadir más peso a medida que se progresa.

Sentadillas Búlgaras con mancuerdas

Aquí se entrenan los glúteos, isquiotiabiales y cuádriceps. Tendrás que utilizar las mancuerdas, por lo que eventualmente podrás añadir más peso al ejercicio. Pero, además, necesitarás un banco sobre el cual apoyar uno de los pies. Es recomendable realizar de 2 a 4 series, con repeticiones de 6 a 8 veces.

Extensiones de cadera

Destinado a desarrollar o fortalecer los glúteos y los isquiotiabiales. Este ejercicio debe ser realizado sobre una cama Romana. Es fundamental recordar que, se debe mantener la curvatura lumbar natural y no doblar la espalda. También existe la variante de que, podemos sujetar un peso contra nuestro pecho. Es recomendable realizar de 2 a 4 series, con repeticiones de entre 8 a 12 veces.

Conclusiones

Es fundamental que ejercites por igual tanto el tren superior como inferior, ya que, si no, tu cuerpo podrá obtener una forma un poco menos atractiva, al desarrollarse una parte más que la otra. Deben ser ejercicios que generen un equilibrio al desarrollar las partes del cuerpo.